“Hemos querido mostrar las tripas del teatro”

Con cuatro letras, “sentimiento intenso del ser humano”. Podría ser “amor”, pero también “odio”, en el particular “autodefinido de emociones” que propone al espectador Un recuerdo de Avignon, la coproducción de Síntesis y La Fundición que se estrena hoy en la Feria de Teatro en el Sur de Palma del Río dirigida por Javier Ossorio. ‘Un recuerdo de Avignon’ no es ni comedia ni drama, puesto que en realidad será lo que el espectador quiera que sea; los personajes van dejando las piezas del puzle y el espectador tendrá que unirlas a su manera para descifrar el sentido de la trama. “Es una obra para espectadores inteligentes”, explica Ossorio.

Javier Ossorio, director de 'Un recuerdo de Avignon'

Javier Ossorio, director de ‘Un recuerdo de Avignon’

-¿Qué puede esperar el público de Palma del Río de ‘Un recuerdo de Avignon’?

Un recuerdo de Avignon es mi cuarta participación en Palma del Río, tras Náufragos, ¿Próxima cita? Hotel Paraíso y, hace dos o tres años, La balada de los espías. El público de Palma del Río tiene muchas referencias teatrales y es muy buen aficionado, como ocurre con los espectadores del circo, y lo que piden es que lo agraden y lo entretengan. Si conseguimos que en una hora y cuarto, que es lo que dura Un recuerdo de Avignon, captemos la atención del público emocionándolo, entonces podemos decir: “Prueba superada”.

-¿Cómo se desarrolla la trama en este estreno de las compañías Síntesis y La Fundición?

-Hay tres personajes, madre e hija y un tercero que forman un triángulo amoroso, pues las dos mujeres están enamoradas de la misma persona. La madre estuvo enamorada hace 30 años y ahora es la hija, de modo que el hombre sublima el recuerdo de aquél amor pasado. Hay una competencia entre edad joven y madura, y aquí Ignasi Vidal, autor del texto, juega con esos parámetros porque nos obliga a apostar por uno de los tres. Todos los personajes son duales, nadie es bueno del todo ni malo del todo. Esa fragilidad y dudas de los personajes nos sirve para crear un doble barniz. El público ejerce de voyeur y se siente cómplice de los personajes mientras van desarrollando sus miserias. Al público se le dan los datos necesarios para posicionarse de un lado u otro, y la obra tiene un final abierto para que cada espectador decida el suyo.

-En la obra hay dos narraciones: la historia de amor pero también el desarrollo de una representación teatral mostrando cómo es el trabajo detrás de las bambalinas. ¿Cómo se plantea este doble juego?

-La mayor dificultad ha sido encontrar el tono necesario en esos dos planos. Por un lado están ensayando una obra, y por otro está el plano real, con diálogos más hirientes, digamos “a degüello”. La parte histórica (la obra que están ensayando) es más poética, y ahí vemos a los personajes mostrando cómo poco a poco se desarrolla ese proceso.

-¿Es el teatro dentro del teatro?

-Sí, hay metateatro, en el que se muestra cómo es la dureza de prestar los sentimientos a un personaje. Hemos querido enseñar las tripas del teatro, cosa que normalmente no se suele hacer. Hay dos tiempos diferentes y eso es complicado para los actores, pero estamos muy satisfechos por haber trabajado juntos.

-Tal como está planteada la obra, ¿es necesaria la implicación de los espectadores para entender lo que está pasando?

Más que implicación el espectáculo te absorbe y el espectador se deja absorber. Los comentarios que hemos tenido en los ensayos han ido en esa línea. El espectador entra en la intriga y quiere saber más. ¿Hasta dónde es verdad? ¿Qué hay de la fragilidad del teatro? Eso se va soltando poco a poco y el espectador se crea su propio dibujo de los personajes. Hay mucho suspense y uno no sabe cuándo está el final. Esta obra está pensada, digamos, para un espectador inteligente, porque no es una comedia al uso pero tampoco acaba en un drama. Esos conceptos son armas narrativas que me preocupan poco. Realmente Un recuerdo de Avignon es como un autodefinido de emociones, hay que imaginar lo que está pasando.

-‘Un recuerdo de Avignon’ es una coproducción entre Síntesis y La Fundición. ¿Cómo ha sido el trabajo conjunto?

La compañía La Fundición nos ha dado todas las facilidades por su parte, y quiero destacar que la Fundición nos ha apoyado desde siempre.

'Un recuerdo de Avignon' de Síntesis y La Fundición Teatro

‘Un recuerdo de Avignon’ de Síntesis y La Fundición Teatro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s