“La Feria de Palma ha sido fiel a sí misma”

A Ricardo Iniesta (Úbeda, 1956), el enfant terrible del teatro andaluz y un “entrañable cascarrabias” (como lo presentó cariñosamente el director de la Feria de Palma, Ramón López), no le cuesta hilar un discurso de apertura de la Feria de Teatro de Palma en el que tienen cabida Grecia, la crisis y los recortes, una puya a Zapatero y hasta los tres principios de la Revolución Francesa: libertad, igualdad y fraternidad (“no hay libertad sin igualdad”, sentenció). Y no le cuesta porque su particular visión de la escena se puede resumir en una frase: “El teatro es resistencia”. Pero que nadie se llame a engaño, Iniesta no habla de sortear las penurias económicas, sino de “una resistencia sobre todo ideológica”. El director de Atalaya Teatro y TNT recogió ayer el premio que le otorgó la Feria de Teatro de Palma del Río en reconocimiento a su trayectoria, aunque él traslada los halagos a su compañía “y a las más de 200 personas que han pasado por ella”.

-En esta edición de la Feria de Teatro de Palma del Río se le homenajea por su trayectoria de más de 30 años sobre el escenario, aunque usted prefiere que el reconocimiento vaya a la compañía Atalaya. ¿Qué han aportado Ricardo Iniesta y Atalaya al teatro andaluz?

-Lo fundamental ha sido intentar crear un lenguaje propio que pueda ayudar y que contribuya a que el teatro sea una lucha social, artística y política. El teatro es una herramienta para generar poesía pero también activismo. Nos hemos mantenido así desde el principio y más tarde hemos establecido nexos con otras compañías que piensan igual.

-Usted ha dicho, durante el acto de apertura de la Feria de Teatro de Palma del Río, que “el teatro es resistencia”. ¿No concibe un teatro que no sea político?

-Es que todo el teatro es política. Incluso Se infiel y no mires con quién lo es, puesto que pretende desideologizar y eso es política. “Polis” significa “ciudad”, de modo que desde el momento en que uno vive en una ciudad está haciendo política.

-Pero su teatro se entiende como político en el sentido de comprometido…

-Eso es activismo, el generar compromiso e interrogantes entre la ciudadanía.

-Su carrera ha ido casi paralela a la de la Feria de Teatro de Palma del Río. ¿Cómo ha visto la evolución del certamen en estos más de tres décadas?

-Lo más importante es que la Feria ha sido fiel a sí misma, coherente y resistente. Ha continuado a lo largo del tiempo sin prostituirse, con su identidad inicial, al contrario de lo que ha ocurrido en otros certámenes. Esa característica es un modelo a seguir para los demás festivales y lo que la hace única. Además, es una Feria donde prima la fraternidad.

-¿Cómo ve en la actualidad el teatro andaluz y el español? ¿Cómo les han afectado los recortes y las crisis?

-El teatro está siempre en crisis. La utopía ha de estar presente en el teatro, porque es utópico creer que se puede vivir de esto, aunque en algunos casos sí se pueda. El Teatro está en una crisis permanente y aunque ha habido muchos varapalos en otros sectores ha sido aún peor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s